La industria abrió sus puertas para mostrar con orgullo los productos manufacturados por manos fueguinas.

A pesar de los constantes ataques por parte del gobierno nacional y los medios hegemónicos, nuestra industria fueguina mostró el conocimiento y los procesos productivos que se desarrollan en nuestra isla.

Por mi parte, reafirmo el compromiso en el sostenimiento de la producción y los puestos de trabajo. El destino industrial de Tierra del Fuego es irrenunciable y debe ser defendido por todos.

Tu opinión me interesa, no dejes de comentar