Es la tercera vez en menos de dos meses que este gobierno intenta bajar jubilaciones y asignaciones familiares patagónicas.

Sacaron un decreto, hubo presión y lo suspendieron, llamamos a sesión para derogarlo, lo derogaron.

Y AHORA VUELVE PERO EN EL PRESUPUESTO.

¿Qué confianza se les puede tener?

Tu opinión me interesa, no dejes de comentar