Marcos Peña asistió hoy a la Cámara de Diputados de la Nación. Reforzó la idea del “CRECIMIENTO INVISIBLE” del presidente Macri y ensayó otros malabares discursivos.

Quiso defender al Ministro Caputo diciendo que desde la oposición “queremos instalar que las offshore son corrupción”.

Claro que son corrupción.
Una offshore es una guarida fiscal para evadir impuestos y lavar dinero mal habido.
Para peor, el Ministro Caputo ocultó en su declaración jurada que era dueño de una offshore (Noctua Partners) que compró deuda emitida por el mismo.

Defendió el megaendeudamiento diciendo que nuestro país “dependerá menos del financiamiento exterior”. La realidad es que en dos años se tomó deuda por 166 mil millones de dólares y más de un tercio de eso fue para financiar la fuga de capitales, y por eso el sistema financiero comienza a advertir que esto es inviable.

Según Peña “la economía alcanzó su máximo nivel de producción histórico” ¿Mira los datos de Tierra del Fuego el Jefe de Gabinete?
La producción del sector industrial de nuestra provincia en los dos años de Cambiemos se desplomó 40%.

La realidad es que el ajuste que están aplicando para compensar la fiesta de Lebac, de los intereses de deuda la pagan los trabajadores y también los jubilados. En estos dos años el salario real cayó 7,1% y las jubilaciones 8,4% (IPC CABA).

En todo el país imponen salarios por debajo de la inflación y a Tierra del Fuego le eligieron para ser el experimento del congelamiento, que directamente no haya ningún aumento. Si funciona, lo aplicarán a todo el resto.

El gobierno debe cambiar el rumbo ahora. Antes que la inflación de este año sea igual a la del año anterior, pero además con una montaña de deuda para pagar.

El resto, lo de Peña, son malabares, giros discursivos, disfraces comunicacionales.
Los argentinos no tenemos tiempo para eso.

Tu opinión me interesa, no dejes de comentar